La belleza, un estado de ánimo

19.2.15

Buenos días,
Es jueves y desde hace unas semanas este día toca hablar de algún producto de belleza. Hoy también toca belleza pero desde otra perspectiva. Y es que, la belleza al final es un estado de ánimo.
Desde que nació Ana no tengo apenas tiempo libre y el que tengo no se como lo hago pero siempre tengo una lavadora para poner, algo que recoger o simplemente estoy tan cansada que caigo rendida y al día siguiente vuelta a empezar. Desde hace unos meses tengo la sensación de que mis días son bucles, y debido al cansancio permanente que me acompaña he perdido las ganas de arreglarme. A veces me miro al espejo y me digo, ¿vas a salir con esta cara de cansada? y cuando soy consciente que ser madre no está reñido con arreglarse y sentirse guapa, Ana vuelve a la carga, con un cambio de pañal, con la toma siguiente o simplemente porque necesita brazo de mami, así que lo dejo estar porque siempre voy con prisas y nunca tengo tiempo para nada.
Rollos a parte, como os decía al principio del post, muchas veces olvidamos, yo la primera, que la belleza es un estado de ánimo. Ya puedes tener y ponerte mil y un potingues que si no te sientes guapa no hay nada que hacer. ¿No os ha pasado nunca que os maquilláis para tapar imperfecciones y al final de la partida os veis tan sólo un poquito mejor ó ni siquiera eso?, no se a vosotras, pero yo estoy en esa época, y es que los días que saco un hueco para maquillarme un poco y taparme un poco el cansancio, cuando me miro al espejo me doy cuenta que no me gusta el resultado. Así que, he estado pensando qué hacer para que esto cambie. Y al final de la partida, te das cuenta que es mucho más fácil de lo que pensamos, lo difícil es ponerlo en práctica.



A veces, es tan fácil como buscar una taza que te recuerde lo guapa que eres. De esta forma, el café de las 7 de la mañana será mucho mejor ;-)


En tu día libre regálate unas horas más de sueño, aprovechar los días libres está muy bien, pero a veces nuestro cuerpo y nuestra mente sólo necesita hacer NADA. Hazme caso, tus ojeras y tu cuerpo te lo agradecerá y al día siguiente despertarás sintiéndote mucho mejor. Yo en esta etapa de mi vida sueño con un día de no hacer NADA.


Después de recordar lo guapa que eres y haberte regalado algunas horas de vaguearía, otra buena opción es regalarte una sesión beauty casera. Da igual que no tengas las mejores cremas del mercado, crea tu propio spa, una mascarilla casera, tu cd favorito móvil apagado y cerrar los ojos 30 minutos. Cuando abras los ojos tu piel lucirá radiante, ya lo verás.
Y es que al final, da igual las cremas que uses o que te maquilles, el truco está en sentirse guapa y creérselo, ésta es la mejor crema del mercado.

¿La belleza un estado de ánimo sí o no?

Un beso enorme y feliz jueves :-)))

Fotos vía: http://ninauc.tumblr.com y http://shesgonepreppy.tumblr.com 




No hay comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...