La eterna pregunta ¿lo estaré haciendo bien?

4.2.16


Sí, desde el minuto uno que te enteras que estás embarazada, te surge la misma pregunta ¿lo haré bien?, ¿seré capaz?. Y son preguntas que te acompañarán siempre, ya no te abandonarán y es que desde el mismo instante en que te enteras que vas a ser madre nace una responsabilidad dentro de ti que ya nunca te abandonará.
Dependiendo de la etapa en la que te encuentres te preguntarás unas cosas, pero la pregunta siempre será la misma ¿lo estaré haciendo bien?.

Antes de dar a luz te invaden mil y una preguntas, ¿seré buena madre?, ¿podré con todo?, a mí una de las preguntas que más me hacía era la de ¿sabré dormir a mi bebé?, era algo que me agobiaba mucho, como iba a ser capaz de dormir a mi pequeña todas las noches. Luego poco a poco, fui aprendiendo y ahora, aunque aún hay días duros no voy a engañar a nadie, es algo que ya domino.
Como esta me surgieron y me siguen surgiendo un montón de preguntas, pero detrás de todas está la eterna pregunta, ¿lo estaré haciendo bien? y es que muchas veces nos dejamos influir por los comentarios ajenos y tendemos a compararnos con los demás y no se porque motivo, pero siempre pensamos que lo hacemos peor que el resto.
Ana cumple 16 meses el domingo y hasta hace 4 días no se soltó a andar, no es que vaya ya sola, pero si va dando sus primeros pasos y poco a poco va perdiendo el miedo a andar solita. A los ojos de casi todo el mundo, mi hija se ha soltado demasiado tarde, se ve que por tener casi 16 meses tendría que estar ya subiendo escaleras y escalando montañas. Me he oido de todo, cosas como que no motivaba lo suficiente a mi hija que por eso no quería andar, que como es hija única tiene menos estímulos y por eso va más retrasada, que es una niña pasiva y un montón de cosas más. Al principio no me afectaban, pero han llegado a molestarme, han hecho que de verdad me planteara si que Ana se haya lanzado tan tarde a andar ha sido realmente culpa mía. 
He hablado no se cuantas veces con la pediatra sobre el tema, y me ha repetido hasta la saciedad que Ana no tenía ningún interés en andar, que de momento se sentía cómoda y llegaba a todo lo que quería gateando. Una vez asía de la consulta me sentía segura de que lo estaba haciendo bien, pero cuando escuchaba todas esas cosas, zas, ahí estaba la preguntita… 
Afortunadamente vivo con la positividad personificada, alguien que está muy seguro de si mismo, que no tiene que demostrarle nada a nadie  y que cree en mí más de lo que lo hago yo, así que cada vez que le pregunto a Fer si lo estoy haciendo bien, me responde lo mismo: "¿Tú no ves a Ana lo feliz que es y lo bien que está?, lo estamos haciendo muy bien"


Así que tú que me estás leyendo, aunque tu hija ande a los 18 meses, o no coma de todo, o sea un niño tranquilo, o haga te pases las noches en vela… no te preocupes, son sólo distintas etapas del desarrollo de tu bebé, cada uno lleva un ritmo y tiene unas necesidades, lo único que tienes que saber es que tú lo estás haciendo bien. Eres su madre y tú mejor que nadie conoces a tu bebe y sabes lo que necesita en cada momento, y hagas lo que hagas siempre lo harás pensando en el bien de tu pequeño o pequeña. 
Si como yo te afectan los comentarios ajenos, aprende a que te entren por un oído y te salgan por el otro, porque nadie mejor que tu sabe lo que tu bebe necesita.
Leí este atículo y me lo guardé para cuando tuviera algún momento de bajón, así que no te olvide que hagas los que hagas y como lo hagas por y para tu bebe lo estarás haciendo bien.

Un beso muy fuerte y feliz jueves 
Ana





No hay comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...